Londres | VENTANILLA O PASILLO | todotalavera.com

¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Ventanilla o Pasillo

Londres

por Fátima Sánchez

Hola a tod@s,

Londres es la ciudad más grande de Europa, con unos 7,5 millones de habitantes con más de 40 culturas diferentes, por esto y por muchas cosas más es una ciudad que engancha, sin llegar a impedir que su tiempo que tan mala fama tiene entre los turistas, te deje disfrutar de la ciudad.

Hay muchos rincones poco conocidos por turistas, que yo que he vivido una temporada en Londres, cada vez que vuelvo, intento repetir.

Lo más turístico de la ciudad, imagen e insignia de la misma, son los siguientes monumentos:

El “Big Ben” que en realidad es la enorme campana de casi 14 toneladas situada dentro y no la “Torre del Reloj” como todo el mundo cree, es la encargada de no poner en entredicho la famosa puntualidad británica.

El Parlamento fue construido inicialmente como residencia real, asolado por un incendio en 1834. Actualmente es la sede del Parlamento del Reino Unido

Solamente deberemos cruzar la calle para encontrarnos con el templo anglicano más famoso y antiguo de toda Inglaterra, la Abadía de Westminster. Lugar donde descansan los restos de Isaac Newton y Charles Darwin, aquí se han coronado a todos los reyes de Inglaterra y lugar donde se celebró el funeral de la princesa Diana de Gales y la última boda real de su hijo Guillermo con Kate Middleton.

Al otro extremo del Támesis, en la zona Este del río, encontramos la Torre de Londres, sinónimo de tortura y muerte durante más de 900 años, hoy es una de las atracciones turísticas más populares junto con sus famosos Beefeaters, en ella se custodian las joyas de la Corona Británica, consideradas la colección más valiosas del mundo.

Famosa la leyenda de sus cuervos, durante el reinado de Carlos II solicitó su expulsión de la torre por superstición pero advertido por el astrologo real de que ello conllevaría la caída de la Monarquía inglesa, se obligó a protegerlos dentro de la Torre hasta el día de hoy, actualmente se garantiza su permanencia recortando una de sus alas para evitar que escapen.

Situado frente a la Torre de Londres, se encuentra Tower Bridge, uno de los monumentos más significativo de Londres, con 120 años de antigüedad. Hasta 1910, la pasarela superior era utilizada por los peatones para cruzar el río, ésta se cerró por la afluencia de prostitutas y delincuentes.

Actualmente el puente se abre casi a diario para el paso de veleros y barcos de gran tamaño, es necesario solicitar su apertura con 24 horas de antelación y no es necesario pagar nada, se puede consultar en su web los horarios.

Palacio de Buckingham, icono monárquico, es la residencia oficial de la Familia Real Británica. Cuando la reina se encuentra en el palacio, ondean la bandera real de la Reina Isabel II, si no, verás ondear la bandera de Reino Unido.

Muy turístico es su cambio de Guardia, con una duración de 45 minutos que amenizan con música, sorprendiendo en ocasiones con piezas de películas o series como James Bond, Star Wars o Juego de Tronos.

Catedral de San Pablo, es la segunda mayor del mundo por detrás de la Basílica de San Pedro en Roma. En ella se encuentran enterrados personajes ilustres como Winston Churchill o Alexander Fleming y fue escenario de la boda del Príncipe Carlos y la Princesa Diana.

Como curiosidad decirte que la entrada cuesta unas 15 libras, pero siempre puedes asistir a una de sus misas diarias y su entrada te saldrá gratis.

El British Museum, es el museo más famoso y frecuentado de Londres, con unas 5 mill de visitas anuales. Su entrada es gratuita, destaca su cúpula interior acristalada diseñada por el arquitecto británico Norman Foster, posee una colección con más de seis millones de piezas procedentes de todos los rincones del mundo, de todos los tiempos y civilizaciones. (Antiguo Egipto, Grecia, Roma,…)

Pieza clave es la famosa piedra Rosetta, con la que gracias a ella se pudo interpretar los hasta entonces indescifrables jeroglíficos.





Y así un sinfín de monumentos y lugares famosos que todos conocéis, bien porque habéis ido a Londres y no se pueden dejar de ver o porque los habéis visto en mil y una películas. London Eye, Trafalgar Square, The Globe, The National Gallery, Hyde Park, Museo de Victoria y Alberto, Tate Modern, Regennt’s Park, Piccadilly Circus….y mil lugares más que cualquier guía de Londres os describirá perfectamente.

Pero ahora os voy a contar otros rincones no tan turísticos y con el mismo encanto o más que todos los demás. Unas de mis cosas favoritas de Londres e imprescindibles es pasear por South Bank, se conoce así a la ladera sur del río Támesis, desde Westminster hasta Tower Bridge.

Los últimos años ha cambiado mucho y se pueden encontrar un sinfín de restaurantes, tiendas de artesanía, food trucks, puestos callejeros, actuaciones musicales, eventos, festivales y un sinfín de etcéteras….

Atracciones como Sea Life London Aquarium, uno de los acuarios más grande de europa; London Eye, la rueda observatorio más alta del mundo; Southbank Skatepart, lugar de reunión para patinadores, bien para entrenar algún salto nuevo o lucirse entre la multitud; Royal Festival Hall del Southbank Center, como centro de música, orquestas y festivales; OXO Tower Wharf, galería contemporánea con programas de arte, pintura, fotografía,… posee un restaurante con vistas que no te puedes perder en la octava planta, es famoso por su anuncio de unas conocidas pastillas de carne “OXO” escondido en la silueta de sus ventanas gracias al ingenio de su arquitecto cuando comenzó la prohibición de colocar anuncios en los edificios; Tate Modern, museo nacional de arte contemporánea y moderno por excelencia y signo de la ciudad; London Dugeon, un pasaje de 100 años de historia para los más valientes; Globe de Shakespeare, reproducción del teatro donde Shakespeare comenzó a interpretar sus obras; el HMS Belfast, destructor que prestó servicios durante 32 años a la armada naval británica, participando en la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea; el Galeón Golden Hinde, replica del barco utilizado por el corsario Francis Drake y que participó en la victoria sobre la Armada Invencible Española ; Millenium Bridge, que conecta ambas orilla, recomendable cruzarlo y observar las vistas que se tienen de la catedral de San Pablo; el edificio más nuevo a este lado de la ladera es The Shard, rascacielo más alto de Europa con 310 metros de altura y 87 plantas, etc.





















Al finalizar el paseo desde Westminster, llegamos a Tower Bridge (zona este de Londres), si cruzas el río a través de este impresionante puente por el lado derecho, nada más terminar el puente, encontrarás una pequeña calle que muchas veces pasa inadvertida por muchos turistas, pero si la cruzas, encontrarás uno de los sitios con más encanto de Londres, “St Katharine Docks” escondido del bullicioso devenir de la gente.

Inagurado en 1928 , era un muelle de carga y descarga de mercancías hasta que pasó a muelle de embarcaciones de recreo y yates exclusivos, se ha convertido en zona de ocio con multitud de restaurantes y tiendas, zona residencial de alto nivel con pisos y apartamento de alto valor.

En el centro del muelle destaca un pub tradicional, “The Dickens Inn”, famoso por su fachada completa de plantas.











Una vez que terminas la visita y continuando hacia el Este de Londres, muy de moda entre los “modernos” o hípster para moverse o vivir si las altas rentas lo permiten, puedes moverte por la zona de Liverpool Street, una de las estaciones importantes de Londres, ya que es una estación de conexión entre metro y trenes.

Allí podrás encontrar “Old Spitalfield Market”, en la época de los noventa, comenzó a tomar forma de lo que es actualmente, se puede encontrar desde ropa de segunda mano, artesanía, antigüedades, decoración vintage, etc. Su cúpula de vidrio fue diseñada por el arquitecto insignia de Londres, Norman Foster.









Y una vez terminadas las compras te puedes acercar a la calle más auténtica del East London, la famosa “Brick Lane”, calle con negocios que representan la esencia del Londres más auténtico, del arte callejero, etc. Famosos pubs entre la juventud para tomar pintas, cocteles o puestos callejeros de comida, puestos de artículos de segunda mano y antigüedades. Podemos decir que es una de las calles más vibrantes de la ciudad.

Los domingos toda la zona toma vida con el Sunday Market y multitud de puestos callejeros.















Aquí podrás encontrar también miles de restaurantes indios, donde te intentan cautivar con sus mejores ofertas gritándote en plena calle. Te recomiendo que entres y podrás probar la comida india más auténtica a un buen precio.





En el nº 159 de la calle, no puedes dejar de probar los famosos Beigel, es la tienda más antigua y popular de Londres abierta desde 1855, su irresistible olor cuando pasas por delante de la tienda, no te dejará pasar sin entrar y probar al menos dos. Puedes tomar alguno de los clásicos, el de salmón ahumado y crema de queso, o el famoso hot salt beef con mostaza.





Para poder pasar tanta comida y tomarse una buena pinta, os recomiendo varios clubs de la calle, como son el mítico “1001”, el “Vibe”, Big Chill…muy conocidos entre las colonias de españoles e italianos que viven en la ciudad.

El 1001 es famoso por sus hamburguesas a la brasa que te cocinan en plena calle, el local tiene dos salas, una más tranquila con sofás y música chill y una sala más alternativa donde se realizan actuaciones de grupos y terminan con una sesión de música más techno.







Aprovecho para hacer una recomendación que yo siempre que voy a Londres, no falla…..tomarse una sidra de frutos rojos y lima, en España no es conocida, solamente la he visto en zonas costeras donde abunda la comunidad inglesa, si no…..nada, pero en Londres es muy conocida y está buenísima. Se suele tomar con mucho hielo y un poco de hierbabuena.

De las mismas características, te puedes encontrar “The Vibe”, característico por tener un pequeño patio que se convierte en zona de reunión, con puestos de comida, actuaciones, etc…

Siguiendo con la temática de la comida, podemos decir que Londres es una ciudad muy cosmopolita y te da la oportunidad de conocer toda la gastronomía del mundo con sabor bastante auténtico.

Con ello, os quiero recomendar el que para mí es mi restaurante favorito, el “Tuk Tuk”, típico Street food, la mejor comida tailandesa que he probado, después de la original que he tenido la suerte de comer. Para ello tendremos que marcharnos al centro de Londres, en pleno Soho, (Old Compton St)

De la carta, no recomiendo nada porque lo recomiendo TODO, yo siempre que voy, no fallo y pruebo una cosa nueva, las cantidades son muy grandes y los precios muy asequibles.

Si os gusta la comida Tailandesa o no la habéis probado nunca y queréis probarla, no podéis fallar.

Cuando terminéis, si queréis podéis pasar al pub gay por excelencia que se encuentra justo en frente “The Old Compton”.



Si queréis hacer otra cosa diferente al día siguiente, podéis aprovechar un plan más tranquilo cuando estéis por la zona de Camden Town. Camden Town es por todos conocidos y no voy a entrar en contaros todo lo que ofrece este mercado peculiar y característico. Yo os contaré un paseo por el canal, hasta llegar a una colina, no por todos conocida.

En la zona donde se encuentran las esclusas, (que si tenéis suerte podéis ver pasar algún barco a través de ellas) deberéis comenzar a andar a lo largo del canal, durante el paseo os encontraréis casas con mucho encanto, cuyo jardín está conectado con el canal, uncastillo pirata a modo de chiquipark, y hasta un restaurante chino en medio del agua...











Nada más pasar el restaurante chino, encontrarás unas escaleras rodeadas de vegetación que te subirá al bullicio de la calle, dejando atrás la tranquilidad del canal.

Llegarás a la bulliciosa Price Albert Road, carretera que bordea el zoológico de Londres, solo tendrás que cruzar la calle y entrarás en uno de los parques de Londres, pero éste tiene algo que los demás no poseen, una colina impresionante que cuesta un poco de subir, pero al final tendrás tu recompensa con una de las mejores vistas de Londres, una vista de postal.

Recomiendo ir un día soleado o con cielo claro, si no, el esfuerzo no habrá valido tanto la pena!!







El truco está en subir sin mirar hacia atrás, cuando llegues arriba, las vistas te dejarán sin palabras, te lo prometo.

Y con esta promesa, me despido….espero que os haya enseñado algún rincón de Londres nuevo para vosotros. Yo estuve viviendo allí durante dos años, y siempre que vuelvo, descubro algo que no conocía, es una ciudad que nunca te cansa, siempre ofrece cosas nuevas por su constante transformación.

Es una ciudad que engancha, y siempre querrás volver…. Os dejo con dos frases muy conocidas para los londinenses!





See you later!!

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios