Y un bebé cambió nuestra vida | POSDATA | todotalavera.com

¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Posdata

Y un bebé cambió nuestra vida

por DIANA GONZÁLEZ

¡He vuelto! Parecía imposible. En TT casi se han olvidado de mi nombre, pero ¡aquí estoy! Mi bebé tiene casi nueve meses y aún no puedo entender cómo el tiempo pasa así de de rápido…

Vengo en modo “muy madre”, así que os pido perdón de antemano a todos aquellos a los que los bebés os den un poco de miedo/yuyu/horror/pereza.

Ser mamá ha cambiado mi vida, indiscutiblemente. Ahora, merece tanto la pena, que todos mis amigos “casaderos” están ya hartos de que les cuente por qué tienen que lanzarse a la piscina y tener hijos. ¡Es lo más maravilloso que me ha pasado nunca!

Aún así tengo que admitir que es un poco-demasiado-agotador, y sobre todo las primeras semanas es un verdadero caos. Soy una marmota y claro, entre la revolución hormonal y mi falta de sueño, yo no veía ni por donde me andaba. Así que os traigo mi lista de imprescindibles durante las primeras semanas después de dar a luz.

Seguro que me faltan cosas, seguro que a muchos de vosotros no os parecen las correctas (o demasiadas o muy pocas), seguro que me equivoco. Pero yo sólo trato de contar mi experiencia a todas aquellas mamás y papás que les encanta leer cómo lo vivieron otros para intentar estar preparados. (MENSAJE: “Lo haréis genial. Estoy segura. Estáis locos de amor por ese peque que aún no ha llegado. Eso es garantía de éxito, que nadie os haga dudar.”)

En fin, que con tanto corazón en los ojos a veces pierdo el norte. (Y en el blog no iba a ser menos)

Cuando llegó mi niña tuvimos más ayuda de la que seguramente merezcamos gracias a la familia y a los amigos. Así que fue todo más fácil. Me pasé medio embarazo asegurando que era un momento que quería vivir con mi pareja y nuestra hija, que no quería a mucha gente en casa. La realidad es que, muchos días, sentía horror cuando las abuelas y las tías (sobre todo) nos dejaban solos.

Por eso hoy os recomiendo que antes de que llegue el bebé paséis un poco más de tiempo en la cocina. Llenar la nevera, el congelador con tuppers y la despensa os quitará un peso enorme de encima. Os faltará tiempo incluso para comer ;) , así que tener un arsenal de cosas ricas (y calentitas) listas en cinco minutos os dará la vida.

Tener muuuucha ropa interior limpia, toallas y, en general, la colada al día antes de la fecha prevista de parto, también es una ventaja. Mi matrona (a la que me encantaría agradecer tanto cariño y tan buenos consejos públicamente, gracias Diana Carranza) nos enseñó durante la preparación al parto que con tener, más o menos, al día y limpia la habitación donde dormiréis los tres y el baño es suficiente. Esos primeros días hay que olvidarse de las tareas domésticas y disfrutar de lo que nos está pasando. Y dormir. Dormir siempre que duerma el bebé ;) (Esta última frase es para subrayar con fosforito)

Bodies, pijamas y arrullos. Nunca son suficientes. Es increíble como una cosa tan pequeña se puede manchar tanto (principalmente con lo que se le escapa del pañal). Tener tanto como para no agobiarte porque estas demasiado cansado como para poner una lavadora te permite dormir mejor (y no tener remordimientos). La siguiente nota mental incluye apuntar en la lista de la compra las semanas previas para llenar la despensa muuuucho jabón para ropa de bebés y un buen quitamanchas. Nadie me paga por hacer publicidad, así que libremente os cuento que para mí lo mejor es Norit para bebé y Kalia oxiaction. Con Norit los papis ya lavamos hasta nuestras prendas delicadas (porque nos recuerda a ella) y el quitamanchas te ayudará muchiiiisímo si lo dejas toda la noche en un barreño con agua caliente. En serio, las manchas que salen del pañal ¡no salen!

Mamás previsoras, papás detallistas, en la lista de la compra tampoco puede faltar un arsenal de compresas tocológicas (os recomiendo muy mucho las de algodón de la marca Indas) y otro producto estrella que conocí gracias a mi matrona: Epixelle. Es un gel que sirve para lavaros los puntos, tanto si el parto es vaginal como cesárea. Si os sobra, lo podéis utilizar después para ayudar a desinfectar y curar otras heridas. Os prometo que los días siguientes a dar a luz se convertirá en vuestro mejor aliado.

Y bueno, aunque seguramente tomando un café con cada uno de vosotros, papis, podría contaros muchas más cosas (la paternidad se convierte en monotema con mucha frecuencia), mi última recomendación son unas toallitas/paños que venden en Ikea para: limpiar al bebé si regurgita, para cubrir vuestros hombros donde apoyaréis su cabecita, para limpiar en un momento dado cualquier cosa que tiende a derramarse cuando tienes a tu hij@ en brazos. Los venden en pack de diez por 3,50 euros.

Será un primer mes precioso, pero algo duro. Son muchos cambios de repente y uno se siente perdido. Pero os aseguro que me encantaría volver a vivirlo. Son momentos tan increíbles que no se puede llegar a explicar, tenéis que vivirlo. De verdad, es una experiencia que nadie debería perderse. Traer a Aria al mundo es lo mejor que haré en mi vida.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios