Abuelos | POSDATA | todotalavera.com

¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Posdata

Abuelos

por DIANA GONZÁLEZ

Nunca pensé que mis padres pudieran hacerlo mejor de lo que lo han hecho con nosotras, con sus hijas. Pero hace un año llegó su primera nieta, y han digievolucionado, como los pokemon. Se ha convertido en una versión mejorada de ellos mismos, son ABUELOS.

Miro a mis padres y de verdad que parecen un dibujo animado con corazones que les salen de los ojos cuando miran a su nietita. Un bebé que llega a casa cuando sus padres trabajan y los agota a marchas forzadas pero, de verdad, nunca les había visto sonreír tanto.

No soy madre, pero a veces he pensado cómo se puede querer tanto de una forma tan incondicional. Supongo que por mucho que la sociedad quiera desencantarnos, sí, el amor mueve montañas. Y hoy son muchas las familias que sobreviven gracias a ese esfuerzo titánico que hacen los mayores de la casa.

El telediario nos cuenta cómo viven esas familias de seis, por ejemplo, con una mini pensión. Pasamos cerca de un parque y son sexagenarios los que empujan columpios con niños pequeños, sus padres no salen del trabajo a tiempo. Y ahora, en verano, la guardería está en casa de los yayos, que no tienen ni idea de que con la tablet se puede pintar, que están aprendiendo con sus nietos a mandar whatsapp, o que ahora llevan gorra (cual socorrista) porque los nenes no quieren salir de la piscina en toda la tarde y ya no pueden con tanto sol.

¿Cómo vamos a agradecer, especialmente esta generación, tanto trabajo desinteresado? He pasado todo el invierno viendo a un matrimonio de abuelitos vecinos, salir a las 6.45 de la mañana de su casa, camino de la de sus hijos, porque tienen que trabajar y no quieren que su bebé coja frío a esas horas, con este tiempo… Sacrificio. Ha sido la constante en su vida, y todavía hoy sigue siéndolo. Se me encoje el corazón de pensarlo.

No concibo mi vida sin mis abuelos. Hoy sólo me queda una de los cuatro, pero cuando pienso en momentos felices, sobre todo cuando era niña, mis abuelos estaban allí, a mi lado. Doy gracias a la vida por haber podido tenerlos. Por todo lo que me enseñaron, por lo mucho que me consintieron, por tantos y tantos besos. Yo también soy mejor persona gracias a mis abuelos.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios