¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pío Consejo

Puntos a tener en cuenta en la educación del cachorro

19/05/2014 | por ANTONIO FOLCH MARÍN



Orina y heces

Es una de las cosas que más preocupan a los propietarios, enseñar a que defeque y orine en la calle.

Esto no es demasiado difícil de conseguir, tenemos que premiar a nuestro cachorro cuando orine o defeque en la calle e ignorarlo cuando lo haga en casa. De esta forma entenderá que es lo que esperamos de el y si después le reñimos por hacerlo en casa comprenderá la diferencia entre hacer sus necesidades en casa y en la calle. Si le reñimos por hacerlo en casa, antes de haberle hecho entender que lo tiene que hacer en la calle, creerá que se le riñe por hacer sus necesidades no por hacerlas en un lugar inadecuado.

Cuando el cachorro este debidamente vacunado y empecemos a sacarlo a la calle no vasta con enseñarle a hacer sus necesidades en la calle, hay que enseñarle a hacerlas en unos lugares concretos. Al principio lo llevaremos en brazos hasta el lugar elegido para que haga sus necesidades, (calzada, alcorques de árboles, zonas de tierra o espacios destinados para tal fin) y los mantendremos allí hasta que realicen sus necesidades. Inmediatamente después le premiaremos con alguna chuchería y sobretodo con palabras y gestos de elogio. Si hacemos esto serán ellos los que de adultos buscaran las zonas donde les hemos enseñado.


Duración de los paseos

Hay que diferenciar paseos con salidas a realizar sus necesidades. Para realizar sus necesidades deberán salir al menos tres veces al día (más en cachorros en periodo de aprendizaje), pero no necesariamente cada vez que salgan tendrán que ir de paseo.

Como paseo se entiende ir andando junto al propietario durante un espacio de tiempo relativamente prolongado. Generalmente se recomienda una hora u hora y media de paseo a lo largo del día, bien en un solo paseo o repartida en varios.

Si bien determinadas razas por ser muy enérgicas necesitaran paseos más largos y someterlos aun esfuerzo físico mayor (correr en lugar de andar); por el contrario en otras razas, como bulldog ingles, en días muy calurosos será mejor que los paseos sean de menos duración y solo en las horas menos calurosas del día (muy temprano o entrada la noche).


Tiempos de esparcimiento

No todo el tiempo que el perro salga a la calle deberá ir caminando a “paso marcial” junto a su propietario, también debe de tener tiempo para relacionarse con otros perros y personas. Para esto no necesariamente debe ir suelto, puedo realizarlo perfectamente estando atado, aunque en caso de que hubiera un lugar habilitado donde soltar a nuestro perro con seguridad sería un maravilloso momento de esparcimiento donde correr libremente con otros perros o simplemente disfrutar de no tener la limitación de la correa.

Pero para poder soltarlo debemos estar totalmente seguros de dos cosas, una de que no corre peligro de escapar y la otra que obedecerá a nuestra llamada en cuanto lo hagamos.

Por último quiero recalcar que son pequeñas directrices a seguir en la educación de un cachorro o perro con un comportamiento normal, en caso de un animal agresivo, muy miedoso o con algún otro tipo de problema es mejor ponerse en contacto con un especialista (tu veterinario te puede aconsejar) ya que la mala utilización de algunas de las cosas que se comentan en el artículo pueden ser muy contraproducentes.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios