¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pío Consejo

Medicina tradicional china ¿Qué es y para que sirve?

09/07/2013 | por ANTONIO FOLCH MARÍN Y MERCEDES CANO


La primera vez que nos hablan de medicina tradicional china solemos ser incrédulos y no creer en esos “nuevos tratamientos” que nos ofrecen. Pero la realidad es bien distinta, este tipo de medicina ha sido empleada y estudiada, tanto en personas como animales, desde hace miles de años siendo muy rigurosos en su estudio.

La medicina tradicional china consta de varios tipos de tratamientos siendo el más conocido la acupuntura, pero también es muy importante la fitoterapia y la alimentación entre otros. Según este tipo de medicina todos los problemas de salud están provocados por un problema en el Qi (que podríamos definir como energía). Su tratamiento no consiste en paliar los síntomas, como en la medicina tradicional, sino en resolver la causa primaria que esta provocando estos síntomas. De forma que no se trata un dolor en la pata por ejemplo sino al animal al completo para solucionar de esta forma el dolor en la pata.

Esto que nos puede resultar raro es más fácil de entenderlo si buscamos un ejemplo “occidental” cuando llega un perro con leishmania a la consulta porque tiene una lesión en la piel y tratamos solo esa lesión de la piel, lo más probable es que apenas encontremos mejoría en la piel y que además la leishmania provoque lesiones en otras zonas, en cambio si tratamos la leishmania sin tratar la piel en la mayoría de los casos se resolverá también el problema de la piel. La medicina tradicional china intenta hacer algo parecido, descubrir cuales son las causas de la deficiencia de Qi y resolverlas o paliarlas para que así el animal sea capaz de combatir sus patologías.

De los distintos tratamientos que tiene la medicina tradicional china la acupuntura es sin duda el más conocido y también el que nos resulta más difícil de entender. La acupuntura consiste en la estimulación de puntos específicos del cuerpo obteniendo un efecto terapéutico.

Estos puntos se llaman Shu-Xu o acupuntos. Los estudiosos chinos de esta materia descubrieron 361 puntos en humanos 163 en animales, hace ya más de 300 años.

La medicina occidental también ha estudiado estos acupuntos y se ha demostrado que están localizados en áreas del cuerpo, donde hay una levada densidad de terminaciones nerviosas, pequeños vasos sanguíneos, linfáticos o agrupaciones de mastocitos.

La mayoría de los acupuntos son puntos motores: gran número de estudios muestran que su estimulación induce la liberación de beta-endorfinas, serotonina y otros neurotransmisores, lo que demuestra la acción de la acupuntura sobre el dolor, mejora en la tensión sanguínea, etc.

Los acupuntos pueden ser estimulados de distintas maneras y cada patología tiene su aplicación:

  • - Agujas: esta técnica se denomina agujas secas y son de un solo uso, estériles y muy finas.

  • - Moxibustión: se aplica calor al punto con un cilindro de hierbas naturales.

  • - Acuacupuntura: se inyecta distintas soluciones en el acupunto.

  • - Electroestimulación: conectamos las agujas en un aparato que incrementa la estimulación de los puntos.

La acupuntura es un procedimiento muy seguro, siempre que sea administrado por un veterinario cualificado para ello. Tan solo ocasionalmente pueden aparecer efectos colaterales: algunas veces el primer tratamiento puede exacerbar los síntomas, es algo temporal porque hacemos que el Qi se mueva, en las siguientes sesiones se verán los resultados.

Cada sesión dura de 20 a 60 minutos, el número sesiones depende de la naturaleza, gravedad y duración de la enfermedad. Un solo tratamiento puede ser suficiente para resolver un problema agudo puntual. Series de 3 a 10 tratamientos pueden resolver problemas crónicos. Algunas enfermedades degenerativas requieren un tratamiento mantenido en el tiempo una o dos veces al mes. Dependiendo del tipo de patología aproximadamente un 80 % de los casos tienen una buena respuesta al tratamiento.

La mayoría de la gente cree que la acupuntura solo está indicada para procesos inflamatorios y/o dolorosos y normalmente asociados al sistema neuromuscular. La realidad es muy distinta; además de ese tipo de procesos también se observa una muy buena respuesta en procesos patológicos de medicina interna (desordenes gastrointestinales, problemas dermatológicos, desordenes hormonales y reproductivos, problemas de comportamiento relacionados con ansiedad o depresión, otros problemas crónicos: asma, tos, fallo renal, cáncer, debilidad geriátrica…) y es una herramienta importante para la prevención de la enfermedad. En ocasiones éxito significa la curación en otras ocasiones mejorarla calidad de vida del animal.

La dieta y la fitoterapia nos resulta mucho más fácil de entender ya que son tratamientos similares a los de la medicina occidental. ¿Quién no ha oído hablar sobre las ventajas de la dieta mediterránea? ¿o sobre los beneficios o efectos de determinadas plantas? La medicina tradicional china ha realizado muchos estudios sobre el uso de ambos tratamientos siendo muy protocolizados, también ha cambiado mucho en los últimos años eliminándose el uso de productos supersticiosos que acompañaban estos tratamientos (huesos de tigre y similar); en cambio la medicina occidental esta estudiando estos tratamientos para encontrar la explicación de su efectividad desde el punto de vista científico y poder utilizarlos también en forma de presentaciones occidentales (comprimidos, capsulas, inyectables, etc).

Los distintos tipos de tratamientos de la medicina tradicional china pueden aplicarse de forma única, pero generalmente se obtienen mejores resultados combinando varios de ellos.

Por supuesto la medicina tradicional china no es milagrosa ni eficaz para todo, creemos que en la sinergia entre la medicina occidental y la tradicional china es lo mejor. Según el tipo de patología y el tipo de paciente consideramos que es mejor una, otra o una combinación de ambas.

Todas las especies animales pueden ser tratadas con medicina tradicional china, aunque según que especies y el carácter individual del animal será mejor utilizar una u otra técnica. Por ejemplo en un gato que se estrese mucho en la consulta puede ser contraproducente el acudir a ella para la consulta de acupuntura y será mejor tratarlo con hierbas.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios