¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pío Consejo

La esterilización en perros, gatos, conejos y hurones

30/03/2015 | por ANTONIO FOLCH MARÍN



Desde hace ya bastantes años los veterinarios venimos recomendando la esterilización de perros, gatos hurones y conejos. Además de los veterinarios las protectoras de animales e incluso muchos criadores, también la recomiendan.

Con este artículo vamos a intentar explicar brevemente en que consiste esta cirugía y sobretodo ver los beneficios que aporta a nuestras mascotas, al colectivo de animales y a la sociedad en general. También mencionaremos los problemas secundarios que puede acarrear la esterilización.


La cirugía

Aunque la técnica de abordaje (el lugar por donde se operan) varía ligeramente de unas especies a otras, en lo que consiste la cirugía es básicamente lo mismo. En el caso de las hembras se hace una pequeña incisión abdominal. Por la que se procede a extirpar los ovarios, cuernos uterinos y útero. En el caso de los machos de perros y conejos se hace una pequeña incisión en la piel de la parte caudal del abdomen (detrás del pene en los perros y delante del pene en conejos) y en los gatos y hurones en el escroto; a través de esta incisión se extirpan los testículos.

Por supuesto esta cirugía se realiza bajo anestesia general, para anestesiarlos se procede a inducir la anestesia con un anestésico que se inyecta de forma intramuscular o mejor intravenosa, después se mantiene la anestesia con un anestésico gaseoso manteniéndose en todo momento el animal con oxigeno, suero intravenoso y monitorizadas todas sus constantes vitales. La causa de algunos precios bajos puede ser el que la anestesia no se realice con todas estas precauciones. A un veterinario no debe molestarle que se le pregunte si dispone de anestesia gaseosa y de monitorización anestésica completa, los clientes no tienen acceso al quirófano y por tanto deben preguntar para poder informarse.

Durante la cirugía tanto el animal como el campo quirúrgico deben estar cubiertos con unos paños esterilizados y los cirujanos provistos de gorro, mascarilla, bata y guantes esterilizados para reducir los riesgos de infecciones secundarias.

Todo esto, sumado a un chequeo prequirúrgico, consistente generalmente en un electrocardiograma y una analítica sanguínea completa, nos ayudan a reducir considerablemente los riesgos. Aunque siempre que se realiza una anestesia existe un riesgo potencial, en este caso mucho menor el riesgo a los beneficios que obtenemos tanto los propietarios como los animales esterilizados.

Aparte de la anestesia una de las cosas que más preocupa al propietario es la recuperación de la cirugía, incluso en muchos casos prefieren tener unos días libres para poder estar con el animal. Pero la recuperación es francamente muy buena y rápida, sobretodo si se realiza en animales jóvenes, encontrándose al día siguiente de la cirugía perfectamente y queriendo comportarse como si no se les hubiera operado. Una excepción son los conejos, que en casos puntuales puede ser necesario apoyarles la alimentación con papilla el primer y segundo día, pero que en contra en cinco días suelen haber cicatrizado perfectamente ya las heridas.


Beneficios para nuestras mascotas

Hay que distinguir dos tipos de beneficios, los asociados a la salud y los asociados al comportamiento.


Asociados a la salud:

Las hembras son las más beneficiadas por la esterilización en lo referente a su salud. Con la esterilización se evitan las piometras (infecciones de útero) y los tumores ováricos, enfermedades con un alta prevalencia, más de un 90%) en los animales mayores. Los tumores de mama se evitan cuando se realiza la esterilización a edades tempranas y se reduce considerablemente el riesgo cuando se hace ya a edades mayores.

En el caso de las huronas además se evita un problema asociado al celo, mientras que no las cubre un macho no ovulan y siguen en celo, llegando a provocar un hiperestrogenismo que acarrea graves problemas de anemia pudiendo desencadenar en la muerte del animal.

En el caso de los machos se previenen los tumores de próstata, de testículo y las prostatitis. No son tan frecuentes ni graves como en las hembras, pero pueden provocar parálisis del tercio posterior, mucho dolor, dificultad para defecar además de los riesgos de metástasis en órganos más importantes.

Asociados al comportamiento

En este caso son los machos los más beneficiados porque no intentaran defender su territorio frente a otros machos con fines reproductivos, a la vez otros machos tampoco los verán como competidores por este territorio. Esto provocará menos riesgo de agresiones entre perros y además facilitara la interacción con otros machos. Lo que ayudará si queremos soltar a nuestro perro, siempre en un lugar permitido y controlado, donde haya otros.

En las hembras también se facilitará la relación con otras hembras, sobretodo en las que durante el celo se muestran muy territoriales. Y al no tener el celo se las podrá dejar relacionarse con otros perros con libertad durante todo el año.


Beneficios para los propietarios

En primer lugar lo más obvio es que en el caso de las hembras no tendremos embarazos no deseados. Pero además tenemos otros beneficios:
    - Económicos: los gastos veterinarios preventivos son muy inferiores a los curativos.
    - De comportamiento:
        o Perros/as: será más fácil la educación y el paseo con nuestros animales, por lo que los disfrutaremos mucho más. Además muchos perros muestran un carácter acachorrado, estando mucho más pendientes de los humanos y otros animales para jugar. Si esterilizamos a los machos antes de que levanten la pata la mayoría no lo harán y no orinarán en cada esquina.
        o Conejos y gatos: los machos dejaran de orinar marcando el territorio y el olor de la orina se reduce mucho.
        o Conejas: las hembras son las dominantes en los grupos de conejos, muchas de ellas por ello se muestran agresivas hacia intrusos o incluso sus propietarios. Con la esterilización este comportamiento suele desaparecer.
        o Gatas: al no entrar en celo desaparecen las fuertes vocalizaciones que suelen acompañar su celo.
    - Las hembras no entran en celo y por tanto no manchan.
    - Hay menos riesgo de fugas y de accidentes al caerse por ventanas: gatos y hurones.
    - El olor de los hurones se reduce muchísimo.


Beneficios para el colectivo

Si los particulares tienen a sus animales esterilizados hay un menor número de cachorros a los que buscar un hogar. Con lo cual es más fácil reducir el número de animales sin hogar y animales asilvestrados. Esto es especialmente importante en el caso de perros mestizos.

Si se esterilizan los gatos que viven en la calle y en ámbito rural (parcelas, patios, etc) se reduce considerablemente el número de estos animales en la calle y en el campo. Hay que recordar que los gatos de vida libre (no encerrados en casa) son una de las principales causas de pérdida de biodiversidad en el mundo, después de las acciones directas por mano del hombre (desforestación por ejemplo). En las colonias dentro de las ciudades al estar esterilizados se reducen las peleas, por lo que sanitariamente están mejor al no sufrir heridas y reducirse el riego de propagación de virus como la inmunodeficiencia felina.

Si la cría de los animales de raza quedase tan solo en mano de los auténticos profesionales, como debería ser un profesional, tema que da para otro artículo, se obtienen grandes ventajas para el colectivo de los animales de compañía:

    - Los animales no son sobreexplotados.
    - La calidad a nivel racial y sanitaria aumenta: muchas razas son desvirtuadas al ponerse de moda y criadas por particulares o gente que quiere hacer negocio.
    - A todos los cachorros (de momento solo perros y gatos) con pedigree se les pone microchip por lo que es más fácil reducir los abandonos en la calle.
    - En caso de que un propietario ya no quiera a su animal es más fácil encontrar un nuevo propietario si el animal es de raza: los animales de raza, por desgracia no en las razas de caza, encuentran antes propietario que los mestizos en las mismas condiciones de salud, edad, tamaño y carácter.

Problemas asociados

Hay muchos mitos asociados a la esterilización, por ejemplo que se vuelven tontos, muy parados o que se ponen gordos. Ninguno de ellos es cierto, aunque es cierto que hay una explicación para ellos.

Los animales esterilizados tienen un cambio en su metabolismo lo que hace que necesiten ingerir menos cantidad de comida y a la vez que tengan mucho más apetito. Si sumamos apetito, menor necesidad de comida y comida energética siempre disponible lo que obtendremos es animales obesos. Un animal obeso se muestra más apático y con menor tendencia a la actividad lo que provoca una mayor obesidad.

Por tanto cuando esterilizamos a un animal hay que tener mucho cuidado con su peso, también si no esta esterilizado, controlando la cantidad de comida que ingiere, la calidad de la misma y el peso del animal. En perros y gatos ya existen alimentos especiales para animales esterilizados, esto no significa que si comen todo lo que quieren no vayan a engordar. Son alimentos que tienen ingredientes que ayudan a saciar el apetito y con un contenido proteico y graso menor, En el caso de los conejos no suele haber problemas de obesidad salvo que tengan pienso siempre disponible, algo que no debe hacerse ni siquiera en conejos enteros por problemas digestivos asociados. Los hurones por su metabolismo tan especial tampoco suelen tener problemas de obesidad, aunque conviene vigilarlos.

Un problema que si se ha visto asociado a la esterilización es la incontinencia urinaria en el caso de las hembras, que el riego pese a ser muy bajo aumenta ligeramente en el caso de las hembras esterilizadas a edad muy temprana (menos de dos meses); por esto recomendamos la esterilización a los 6-7 meses aproximadamente dependiendo del tamaño y desarrollo del animal pero siempre que sea posible antes de su primer celo.

Por último hay un problema estético, sobretodo apreciable en los machos, y es que algunas características físicas asociadas con el sexo se reducirán o desaparecerán. No tendrán un aspecto tan marcado de macho, es fácil de de diferenciar la cabeza de un gato macho adulto entero de uno castrado por ejemplo.

www.pio109.com

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios