¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pío Consejo

¿Dónde están cuando no están?

24/11/2015 | por ANTONIO FOLCH MARÍN



Hay determinados animales que solo aparecen durante determinados momentos del año o en determinadas condiciones climáticas, cuando aparecen lo hacen en grandes cantidades lo que en ocasiones nos hacen preguntarnos ¿Dónde están cuando no están?

Es posible que en estos momentos no se te ocurran ninguno de estos animales, o puede ser que sencillamente lo sepas (tampoco es un secreto), pero seguro que si empiezo a enumerar unos cuentas entiendes a los que me refiero. Así que para que esperar: caracoles, hormigas voladoras, las temidas procesionarias, las cigarras o los sapos y salamandras pueden ser algunos ejemplos.

Ahora ya vamos a intentar desvelar porque aparecen de repente estos animales, no esperes una explicación compleja y complicada porque en la mayoría de las ocasiones no es así.

Caracoles y babosas: estos moluscos solemos verlos en grandes cantidades los días lluviosos, esto no significa que los traiga la lluvia sino que sencillamente las condiciones de humedad y temperaturas más frescas, que acompañan a la lluvia, son las que ellos necesitan para poder realizar sus funciones vitales. Significa esto que cuando no llueve no se mueven, pues no o al menos no un no de forma rotunda. Los caracoles suelen aprovechar la llegada de la noche, cuando la temperatura baja y además la humedad ambiental aumenta para poder moverse, pero sus desplazamientos son más cortos quedándose entre las plantas donde la humedad ambiental es mucho más alta y además aprovechando la humedad extra que proporcionan los riegos.

Durante los días más secos y cálidos y los días más fríos permanecen escondidos en zonas oscuras y húmedas como puede ser bajo piedras, maderas o entre las plantas tupidas en la parte más baja, entre las raíces. Los caracoles además son capaces de segregar una especie de baba especial que cuando se seca se calcifica formando una especie de tapadera, a esta tapadera se la denomina opérculo. Con este opérculo los caracoles están más protegidos de la desecación y del frío en invierno. Las babosas tienen algo parecido al opérculo recubriéndolas todo el cuerpo bajo la piel, lo que les ayuda a evitar la desecación.

¿Por qué los vemos entonces en los días lluviosos? porque sencillamente el espacio que tiene unas condiciones de humedad y temperatura adecuadas pasa de estar limitado a un espacio pequeño a ser todo el espacio. Por esto aprovechan estos días para ir a colonizar nuevos lugares. Si no acabaría aumentando la población de caracoles en zonas muy pequeñas lo cual provocaría el agotamiento de la fuente de alimentación, las plantas bajo las que se esconden.

Hormigas voladoras: en primer lugar debemos saber que son las hormigas voladoras para poder entender el porqué de su repentina aparición. Las hormigas voladoras no son otra cosa que individuos asexuados (con capacidad de reproducirse). En un hormiguero las hormigas que vemos andando por la calle o el campo no son capaces de reproducirse, son las encargada de conseguir comida, hacer labores de limpieza y construcción y de protección del hormiguero pero no se reproducen (son todas hembras estériles). Algunas hormigas nacen con el fin de ser reinas o machos y están provistas de alas. Cuando llega una época concreta del año según la especie (en la mayoría en otoño) las hormigas aladas están preparadas para salir a formar nuevos hormigueros. Cuando las condiciones climáticas son las adecuadas, generalmente tras tormentas, salen todas a la vez de los distintos hormigueros. El porqué de salir todas a la vez tiene una explicación muy sencilla por un lado se aumenta la probabilidad de que las hormigas de un hormiguero se apareen con hormigas de otro hormiguero reduciendo la consanguineidad y por otro lado al haber una gran número de hormigas voladoras, pese a que las depredan en gran cantidad las aves y otros animales, es mucho más probable que algunas puedan llegar a fundar nuevos hormigueros.

Procesionarias: estas orugas tan temidas y odiadas se caracterizan por dos comportamientos principalmente. El primero y más temido y conocido es el de andar en fila india por el suelo, y es lo que les da el nombre. Esto suele ocurrir entre abril y mayo, bajan para después enterrarse y pupar para convertirse en mariposas.

El otro comportamiento característico y curioso son esas bolsas de hilo que forman para pasar las orugas en invierno.

Pero no quedan ahí las curiosidades de estos animales, pocas personas saben que su forma en mariposa tiene una duración muy corta, tan solo 24-48 horas que son suficientes para buscar pareja y reproducirse. Y que tras enterrarse para convertirse en mariposa la mayoría lo hace ese mismo verano pero algunas son capaces de esperar incluso varios años bajo tierra. Esto es lo que hace que sea tan difícil acabar con ellas como plaga, pero que evolutivamente les permite sobrevivir a graves desastres naturales como los incendios.

Cigarra: las cigarras son otro de eso animales que de repente aparecen al llegar el verano y las altas temperaturas pero que igual que aparecen desaparecen después sin dejar rastro ¿dónde se meten?

El ciclo biológico de estos animales es muy interesante ya que aunque su forma adulta, lo que entendemos como cigarras que cantan, tiene una vida relativamente corta (tan solo unos meses) su forma larvaria es muy larga de 2 a 17 años. ¿Entonces porque no las vemos? Por la sencilla razón de que no están a la vista y que no cantan. Pero además ¿has visto alguna vez a una cigarra? ¿sabes cómo son? la mayoría de personas sabe como cantan pero muy pocas saben como son y mucho menos sus larvas.

Las cigarras adultas recuerdan vagamente a moscas de tamaño monstruoso, vuelan y suelen alojarse en las ramas de los arboles desde donde cantan y se alimentan de la sabia. Las larvas son algo parecido a escarabajos y viven bajo tierra donde se alimentan de la sabia de las raíces. Por tanto la mayor parte de su vida viven bajo tierra y salen todas a la vez para reproducirse. Es relativamente fácil ver las mudas adheridas a poca altura (menos de un metro) en los troncos de los arboles.

Sapos, tritones y salamandras: estos anfibios, al contrario que las ranas, son bastante difíciles de ver pero en cambio en los días de lluvia se ven en grandes cantidades en las carreteras y caminos rurales y entre febrero y mayo es fácil verlos también en grandes cantidades en algunas charcas temporales (donde no vivan peces). El porqué de esto también tiene una explicación, los anfibios pierden la humedad a través de la piel y en condiciones ambientales de escasa humedad pueden llegar a morir. Por esto, al igual que los caracoles, aparecen los días de lluvia.

El encontrarlos en las charcas es debido a sus hábitos reproductivos. Son animales que generalmente viven en tierra, muchos se ahogan en pocos centímetros de agua, pero cuando llega la época de cría sufren cambios anatómicos que les permiten volver al agua y nadar.

Por supuesto hay muchísimas más especies de animales que desaparecen durante una temporada del año porque migran o porque hibernan. Pero creo que estos ejemplos que he dado son interesantes, por aparecer todos a la vez en grandes cantidades en muy poco tiempo y luego desaparecer igual de rápido.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios