¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pío Consejo

¿Comprar o adoptar?

13/10/2014 | por ANTONIO FOLCH MARÍN



Hoy en día hay grandes discusiones sobre estas dos opciones, en general suelen discutir más los que están a favor de la adopción, llegando en muchos casos a parecerles mal que se pague dinero por un animal.

Personalmente creo que son opciones igual de validas y dependerá mucho de que es lo que buscamos.Ambas tienen pros y contras y el optar por una de las opciones no tiene porque significar que se este en contra de la otra.

Los que están en contra de la venta de animales suelen alegar que hay muchísimos animales sin hogar y que la venta de animales no hace más que incrementar el número de animales sin hogar. Pero una visita a cualquier perrera o protectora de animales nos permitirá darnos cuenta que no hay prácticamente animales de pura raza en ellas, y de haberlos generalmente encuentran casa rápidamente.

Algunas razas o especies de animales es casi imposible que podamos adoptarlos, así que no tenemos más remedio que comprarlos si estamos seguros de que son lo que queremos. Aunque siempre esta la opción de cambiar nuestras ideas y decidirnos por otra raza (o mestizo) o especie. Este artículo va enfocado a aquellas especies que si podemos encontrar en perreras y protectoras con relativa facilidad: perros, gatos, hurones, conejos, cobayas, etc.

Vamos a intentar valorar pros y contras de ambas opciones, para que cada cual pueda tomar una decisión por si mismo. Cuando hablemos de comprar hablaremos siempre de comprar a criadores reconocidos y/o tiendas nunca de particulares.Y cuando hablemos de adoptar, de adoptar en protectoras de animales o perreras; no de particulares que han tenido una camada. Por supuesto, tanto en el caso de la adopción como de la compra, estamos hablando de personas responsables que se están planteando una u otra opción.

El comprar o adoptar un animal es solo un pequeño paso, lo importante es que nuestra familia va a incluir a un nuevo miembro y hemos de pensar si estamos preparados.


Ventajas de la adopción

La primera y más obvia es que vamos a darle una segunda oportunidad (en muchas ocasiones una primera) a un animal sin hogar. Solo será un granito de arena, pero ayudará a paliar este problema.

Si adoptamos un animal adulto o joven ya sabremos aproximadamente su aspecto y carácter. Con lo que no nos llevaremos sorpresas si es un animal muy dominante o más grande o pequeño de lo que esperábamos.

Si adoptamos un animal en una protectora, que funcione correctamente, estará ya esterilizado, en caso de tener edad suficiente para ello.

Si lleva un tiempo en una protectora ya vendrá sano o en caso de no estarlo nos informarán previamente.

Normalmente la adquisición del animal no nos costará dinero, y de costarnos será una ayuda a la protectora para cubrir los gastos que ha ocasionado ese animal. Los veterinarios solemos hacer precios especiales a las protectoras, por lo que por ejemplo si adoptas un perro ya esterilizado los gastos serán menores que si lo llevara a esterilizar un particular.


Ventajas de la compra

Antes de comprarlo podremos informarnos mucho sobre sus necesidades, carácter y tamaño. Así que, si somos serios a la hora de juzgarnos a nosotros mismos, sabremos si estamos preparados o no para cuidarlo y si es el animal que se adapta a nuestro carácter, necesidades, vivienda, etc.

Al comprar al animal en una tienda o criador exigiremos una factura y garantía. En una tienda nos será más fácil realizar reclamaciones, sobre todo relacionadas con la salud del animal. En un criador podremos ver a sus animales reproductores y hacernos una idea de cómo será de adulto el cachorrito que nos llevamos. En general los cachorros que se venden en tienda tienen menos calidad a nivel racial que los de los criadores profesionales pero si es una tienda de nuestro entorno nos resultará más fácil realizar reclamaciones en caso que tengamos un problema.

El animal debería estar correctamente vacunado, desparasitado y sociabilizado.

En muchas razas hay predisposición genética a padecer ciertas enfermedades. Muchos criadores ya dan garantía de por vida de que sus cachorros no sufrirán estas enfermedades, para ello se realizan estudios genéticos de los padres. No existe la posibilidad de hacer este tipo de estudios para todas las enfermedades hereditarias, pero el número es cada vez mayor.

Si escogemos una raza de salud delicada (por ejemplo un bulldog ingles) será algo de lo que podremos informarnos con antelación y pensar si estamos capacitados mental y económicamente.

Desventajas de la adopción

En el caso de los cachorros en la mayoría de ocasiones no sabremos que tamaño van a alcanzar ni que carácter.

Si están enfermos no podremos reclamar a nadie y deberemos asumir los gastos veterinarios que conlleve.

Si son animales adultos con problemas de comportamiento, puede resultar difícil solucionarlos.

En la mayoría de los casos desconoceremos cual fue su vida anterior y si ha sufrido enfermedades o traumas.


Desventajas de la compra

Tendremos que hacer un importante desembolso económico si queremos adquirir un animal que cumpla nuestras expectativas y que nos aseguren una buena salud presente y futura. Criar con seriedad cuesta mucho dinero y es normal que no regalen los animales. No esperemos duros a peseta.

Existen muchas personas que realizan cría indiscriminada, sin control, sin una correcta supervisión veterinaria y cuyo único fin es obtener beneficios económicos. Hoy en día gracias a Internet es fácil que nos presenten una preciosa página web con maravillosas fotografías que no tienen nada que ver ni con sus animales ni con sus instalaciones. Debemos desconfiar de precios muy diferentes al resto de mercado y siempre que podamos debemos ir a ver a los padres y cachorros. Va a ser un integrante más de la familia, bien vale el recorrer unos cientos de kilómetros si es necesario.

Se venden muchos perros criados en Europa de Este en muy malas condicionesa precios económicos, incluso se llega a falsificar su documentación y se venden como perros de criadores españoles. A veces llegan al extremo de venderlos por un precio diferente según el comprador quiera o no el pedigree; un perro tiene o no pedigree y la documentación que se entrega con el cachorro solo cuesta unos pocos euros, que hay que pagar al inscribir la camada cuando nacen.Por tanto no tiene sentido la diferencia de precio ya que el dinero ya se ha gastado.

Todo lo comentado es en el caso de una adopción en perrera o protectora, por supuesto si decidimos adoptar un perro que hemos encontrado en la calle será diferente. En este caso no nos plantearemos si adoptamos o compramos; lo que deberíamos plantearnos es si dejamos que forme parte de nuestra familia o por el contrario no podemos hacerlo (tiempo, dinero, espacio, incompatibilidad de carácter, etc).

Y en el caso de la compra siempre hablando de una compra responsable, pensada y estudiada la compra compulsiva es un grave problema y mucho más cuando es un animal el que se compra. Para intentar reducir este problema, en muchas ciudades Talavera de la Reina incluida, esta prohibido que se exhiban animales en los escaparates de las tiendas de mascotas.

No puedo terminar sin hacer referencia a la compra de cachorros a particulares o la adopción de cachorros de razas mestizas de particulares, que no han puesto medios para evitar tener camadas o que sencillamente no les ha importado tener cachorros porque no les preocupa que será de ellos.

En el caso de la cría de cachorros de raza por particulares, incluso teniendo pedigree, salvo contadas ocasiones, se tratará de perros que no cumplen bien el estándar racial y en los que no se ha hecho una correcta selección, ni en lo referente al aspecto físico ni al carácter. No tenemos más que salir a la calle y mirar los yorkshire terrier que pasean por la calle y compararlos con un yorkshire de exposición, además de la longitud del pelo no hay que ser expertos para encontrar grandes diferencias entre ellos.

La cría de perros mestizos por particulares es si cabe mucho peor, ya que se esta trayendo al mundo cachorros con las mismas características que los que hay en la mayoría de perreras y protectoras. Puede que se les consiga unos buenos hogares, pero en estos casos si que estarán ocupando un lugar que podría haber ocupado un perro de protectora o perrera cumpliendo las mismas expectativas.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios