¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pasen y lean

Siempre estuvieron ahí

10/08/2015 | por Juan Tena

Cuando le preguntaron a Gregory Corso, en una conferencia celebrada en 1994, por qué no hubo mujeres en la generación beat, respondió que «Hubo mujeres, estaban allí, yo las conocí, sus familias las encerraron en manicomios, se les someta a tratamiento por electrochoque. En los años 50, si eras hombre podías ser un rebelde, pero si eras mujer tu familia te encerraba. Algún día alguien escribirá sobre ellas.» Algunas de estas mujeres no lo soportaron y se suicidaron.

Este es el resumen de una generación de mujeres poetas beat que intentaron dar a conocer su obra en el decenio de 1950 y 1960, y lo hicieron con mayor o menor fortuna. Ahora, al cumplirse en 1982 los 25 años de la publicación de En el camino (On the Road), de Jack Kerouac, fueron muchos los críticos que echaron en falta a otros subgrupos sociales de aquella generación beat, entre ellos las mujeres.

Beat Attitude, es una antología (edición bilingüe) de mujeres poetas de aquella generación, que ha sido recopilada y traducida magistralmente por Annalisa Marí Pegrum, y publicada en Bartleby Editores.

En esta selección aparece un grupo, tal vez el más representativo, de aquellas mujeres poetas que sufrieron los rigores y la marginación de la época, pero sobre todo, la de sus propias familias. Fueron mujeres que intentaron desarrollar su talento artístico luchando contra un sinfín de impedimentos. Algunas, como Elise Cowen (presente en esta antología) acabaron por suicidarse. Otras, arrastraron gran parte de su vida graves problemas psicológicos.

Además de Cowen, figuran Denise Levertov, Lenore Kandel, Diane di Prima, Hettie Jones; Joanne Kyger, Ruth Weiss, Janine Pommy Vega, Mary Norbert Korte, y Anne Waldman.

Las obras de esta mujeres, presentes, por otro lado, en todos los acontecimientos fundamentales de la generación, tratan de su inconformismo con la cultura estadounidense del momento, y de su afán por buscar un modelo cultural diferente al oficial. Postulan la liberación espiritual y sexual —lo que derivó en la liberación de la mujer y de los negros—, y el uso de drogas (LSD, especialmente). Resaltan su postura en favor de la filosofía oriental, la alteración de la conciencia (respuesta creativa a los estímulos sensoriales). Y fomentan y defienden el jazz (como arte afroamericano) y la escritura automática (del subconsciente), entre otros. Fruto del trabajo de esta generación beat fue el nacimiento del movimiento hippie y la influencia que ejerció en músicos como Dylan, Jim Morrison, Janis Joplin, e incluso Lennon.

Su poesía habla de lo cercano y cotidiano («Amor mío/sacarás por favor/la basura, las espinas/que los gatos/rechazaron») del momento («En el bus/de Newark a New York/el bebé vomita/en el cuello de zorro/de su único abrigo»). Abarca todos los asuntos, y los trata con realismo, crudeza, sin reservas, obscenos en algunos casos, cuando tratan la sexualidad (¡Alabado sea el joven Eros que folla con todas las chicas!).

Algunos de los grandes protagonistas masculinos de aquella aventura rebelde, dejaron obras literarias muy singulares. Entre ellos, además de Jack Kerouac, debe figurar Allen Ginsberg (Aullidos y otros poemas) y William Burroughs (Ciudades de la noche roja, El lugar de los caminos muertos y Tierras del occidente (trilogía), y otros más entre ellos Gregory Corso (Matrimonio).

Beat Attitude
Antología de mujeres poetas de la generación beat
Edición bilingüe a cargo de Annalisa Marí Pegrum (traducción, selección y prólogo).
ISBN: 978-84-92799-82-4
208 páginas, 15 euros.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios