¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pasen y lean

MUÑOZ MOLINA, Premio Príncipe de Asturias

18/06/2013 | por ADORACIÓN MANZANO

Este año Antonio Muñoz Molina recibirá el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en la ceremonia que se celebrará en Oviedo a finales de octubre, un premio que paulatinamente se va consolidando como uno de los más prestigiosos a nivel mundial. Por lo que a la literatura corresponde no tenemos más que citar a algunos de los premiados, de los que personalmente me confieso seguidora, para apreciar la alta calidad de los autores y el nivel de exigencia del jurado que los otorga. Recordemos a Philip Roth o Amin Maalouf y Margaret Atwood, grandes autores a nivel mundial y en España José Hierro, que fue el primero en recibir el premio el año de su creación (1981), se acompaña de autores de la talla de Camilo José Cela, Torrente Ballester, Delibes, Umbral y otros grandes nombres. Muñoz Molina no desmerece esta lista ya que su técnica narrativa y el interés que consigue despertar en el lector en cada una de sus novelas le avalan como perfecto candidato. Con su obra ha conseguido dos Premios Nacionales de Literatura, el primero en 1987 por Un invierno en Lisboa y posteriormente, en 1991 con El jinete polaco, además de ser académico de número de la Real Academia Española de la Lengua, un excelente articulistas y escritor de ensayos.

Podemos seguir enumerando premios y cualidades pero si me permiten una recomendación pueden leer Plenilunio (Ed. Alfaguara) que comienza con la siguiente dedicatoria: Para Elvira, que tenía tantas ganas de leer este libro. Suponemos que se tratara de la escritora Elvira Lindo, su mujer. Yo también quería leer algo de Muñoz Molina y este libro cayó en mis manos en 1997. Se trata de una novela de intriga y suspense basada en la historia de un asesino y violador de menores en las noches de luna llena. Parece que la idea sobre esta obra se le ocurrió al observar la fotografía de un asesino con rostro bondadoso lo que le llevó a plantearse si los rasgos del rostro y muy especialmente de la mirada, delatan la conciencia del mal, como recoge Justo Serna en una entrevista con el autor, trama en la que se entrecruzan otros temas de interés como el terrorismo de ETA, el sensacionalismo de los medios de comunicación y el amor, amado o desilusionado. Todo ello desarrollado de tal manera que te invita a pensar en nuestra actitud ante la vida.

Les dejo con un aperitivo y les invito a continuar:

“De día y de noche iba por la ciudad buscando una mirada. Vivía nada más que para esa tarea, aunque intentará hacer otras cosas o fingiera que las hacía, sólo miraba, espiaba los ojos de la gente, las caras de los desconocidos, de los camareros de los bares y los dependientes de las tiendas, las caras y las miradas de los detenidos en las fichas. El inspector buscaba la mirada de alguien que había visto algo demasiado monstruoso para ser suavizado o desdibujado por el olvido,……”

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios