¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pasen y lean

La muerte jamás narrada (antología), VV.AA

14/01/2015 | por Juan Tena

La muerte jamás narrada, junto con Trece relatos, trece misterios, cuya crítica apareció en este mismo espacio el pasado mes de noviembre, completa el doble volumen editado por la Asociación de Escritores Insomnes y la editorial Celya.

En este caso se trata de dieciséis (16) textos leídos por sus autores el pasado otoño en un acto organizado en la Galería Cerdán. Todos ellos pueden encuadrarse dentro de género del relato y microrrelato de ficción.

Hablar de la muerte es tratar de explicar algo que resulta inefable. No obstante, sabemos que alrededor de la muerte se han generado sinnúmero de historias a lo largo del tiempo, cuya finalidad no ha sido otra que ahuyentarla y, sin embargo, es la protagonista indiscutible en nuestras vidas. Está presente en todos nuestros actos, solo que nunca pensamos que nos va a llegar a nosotros, sino a otros

En el prólogo, su autora, ya nos dice que "pese a los mitos, leyendas e historias en las que la muerte es la protagonista, en realidad nadie la conoce. Enigmática y poderosa, no podemos ver su rostro". Solo conocemos sus huellas, sus hechos.

La muerte en la Literatura ha estado y está siempre presente, por cuanto la Literatura no hace sino narrar nuestra vida en pretérito. Pocos relatos y novelas ha dado la imprenta en la que no aparezca la muerte aunque sea de soslayo, en el mejor de los casos. Pero no solo sucede esto en la Literatura, ocurre igual en el arte pictórico (El triunfo de la muerte), musical (Danza macabra), cinematográfico (El baile de los vampiros), escultórico (Lucrecia moribunda).

En estos dieciséis breves textos sus autores nos hablan de la muerte desde muy diferentes perspectivas: Unas veces de sueños terroríficos, que se desvanecen y dan paso a una despedida de un ser querido. En otros, la muerte es tratada o tomada en consideración a través del espejo, ese artilugio que refleja todo, pero que también recoge y conserva el pasado.

Encontramos un homenaje al Halloween en forma de sátira debido a la incomprensiones o desconocimientos de algunos términos propios de esta fiesta, lo que acarrea graves consecuencias a los que los ignoran y beneficios a quienes los conocen. Un relato, como digo, humorístico, igual que el monologo de un difunto explicando su situación y la de sus allegados presentes en su velatorio; podría decirse que es la historia "viva", pero breve, de un muerto-vivo. Y si de muertos vivos hablamos, Borges también aparece en esta antología. Él transita por el cementerio de la Recoleta, de Buenos Aires, en el que nos cuenta cómo es el camposanto y las razones por las que lo ha visitado y pasea por calles, callejas y plazuelas. Todo ello en el caluroso mes de diciembre.

El aroma de la muerte, creencia popular acerca de su olor cuando llega; el monólogo de un corazón desesperado y a punto de morir que encuentra en el último momento un sustituto para la persona a la que ha estado dando vida, muestra el profundo sufrimiento de aquellos que sí saben que su fin está próximo. En otros relatos, la muerte aparece como una dama ataviada para su quehacer diario, y el que la observa se da cuenta de que ya es demasiado tarde: los muertos no hablan.

En esta antología, sus autores nos recuerdan que la muerte también llega a otros, entre ellos a los gatos, que no siempre tienen siete vidas o, quizá, en este caso, la gata en cuestión ya había agotado su cupo. Otra caracterización de la muerte es el mar; un espacio natural evocadora donde las haya, hermoso, como pocos, pero enormemente traidor y cruel, precisamente con aquellos que mas lo aman. La vida, que es parte de la muerte, nos recuerda igualmente que a ciertas edades no es conviviente hacer planes, por cuento el final puede llegar en cualquier momento. Hay veces que la muerte te avisa, aunque por lo general, su visita es de improviso y nunca o casi nunca es bienvenida. De esto último tenemos varias muestras en el suicidio. Porque el suicida, en este caso, él mismo encarna la muerte, no precisa representación alguna. Toma la forma de la desesperación, de una vida larga o corta, generalmente esto segundo, desgraciada, truncada. En otro, es una obsesión. El libro lo cierra una historia tan frecuente y perdurable, entre los seres humanos, como es pensar en el más allá, pero aquí, en el único lugar conocido y donde el ser humano se reconoce, y en cuyo lugar conviven cielo e infierno, tan espléndidamente dibujado por Dante en su Comedia

La muerte jamás narrada

ISBN: 978-84-15359-91-3, editado por la Asociación de Escritores Insomne y la editorial Celya, 51 páginas.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios