¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pasen y lean

El club de lectura: Memorias de una Geisha de Arthur Golden

07/04/2014 | por MERCEDES REGIDOR

Arthur Golden nació en 1956 en Tennesse, pertenece a la familia Ichs-Sulzberg, dueños del New York Times. Golden estudió en Harvard y recibió el título de Historia, especializándose en arte japonés y en Historia del Japón, también estudió chino mandarín, trabajó en Tokio. En 1997 lanzó su bestsellers Memorias de una Geisha vendiendo más de veinticuatro millones de copias en inglés y traduciéndolo a treinta y dos idiomas. Está basado en testimonios reales a raíz de entrevistas realizadas a varias geishas.

Golden nos hace sentir la inocencia, la frescura y la inteligencia de la protagonista desde su infancia cuando describe la casa en la que vivía con sus padres en un pueblecito de pescadores “la casa piripi” una chabola que se bambolea con el viento y huele a la enfermedad de su madre, cáncer de huesos. Transcurre así una tremenda infancia plagada de traiciones y penurias: la imagen de su padre impasible ante la marcha de las dos hermas horadando con su mugrienta uña la mesa de madera quedará gravada en su mente, el recuerdo de la casa del señor Tanaka que olía a humo y a pino, pero el señor Tanaka había sido adoptado cuando era pequeño por una familia que le dio un futuro, no había sido vendido. Chiyo- chan confiaba en él hasta que el señor Bekku se las llevó en el tren a ella y a su hermana Satsu a Tokio, para nada más llegar allí separarlas. Satsu que tenía ya 15 años, no poseía la belleza de su hermana pequeña por lo que fue vendida a una casa de prostitución, a Chiyo-chan la dejaron en el distrito de Gion en la Okiya de Mamita.

En 1930 comenzó otra vida Chiyo, entró en el matriarcado de la Okiya dirigido por una Abuela de mal carácter y de piel amarilla como la de un pollo, una Mamita avariciosa y cruel y una geisha que proporcionaba los ingresos de la casa y que a cambio ostentaba muchos privilegios. Hatsumono se convirtió en la mayor enemiga de Chiyo, pues percibía en la niña de nueve años una futura rival dirigiéndose a ella con una maldad estudiada y retorcida. El intento de fuga de la casa de geishas degradará a la protagonista de por vida a recoger futones, limpiar letrinas y barrer habitaciones. Cuando ya había tocado fondo en su corto recorrido, el encuentro en la calle con el Presidente Iwamura, fundador de la Compañía Eléctrica, le va hacer tener esperanzas, renacer de nuevo. El interés repentino de una de las más cotizadas geishas de Gión, Mameha, por convertirse en su hermana mayor le hará resurgir de su cenizas. De aquí en adelante empezará su carrera para convertirse en geisha, desarrollará su talento en la escuela, aunque su humildad no reconozca nunca su increíble belleza, facilidad para la música y excelente interpretación. De la mano de su hermana mayor se iniciará en el ritual de maquillaje, peinado y vestimenta de las geishas, ceremonial del té, destreza en el uso del laud japonés, shamisen, paisajes en movimiento serán los espectaculares kimonos que lucirá esta adolescente. Convertida en Sayuri con 14 años está preparada para vender su mizuage (virginidad), Mameha le hablará de la “anguila que busca casa” para ponerla en antecedentes y del ekubo (pastel de arroz con un hoyuelo en la parte superior con un círculo rojo en el centro) que debe entregar a los posibles postores, al final su virtud irá a manos de un coleccionista de virgos, el señor Cangrejo. Destacará Sayuri en este mundo de intrigas, banalidades y pactos de amistad establecidos que entorpecen el amor verdadero.

Nos habla Golden de la supervivencia, de la lucha por el amor, del conformismo, de la fuerza de la costumbre y de un mundo paralelo movido por el dinero y el capricho de los poderosos donde las mujeres son objetos para coleccionistas.

El próximo libro que comentaremos descifrará también la vida de una mujer, en otros tiempos y en otras latitudes, se trata de María de Molina, tres coronas medievales de Almudena de Arteaga.

Añade tu comentario

ÚNETE

1 comentario

  • JJRodri19

    11/04/2014 08:54

    Un libro para reflexionar. La peli está bien pero el libro, como suele pasar, lo supera con creces

    Me gusta 0

    No me gusta 0