¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Pasen y lean

ÁVIDAS PRETENSIONES, de Fernando Aramburu

24/06/2014 | por ADORACIÓN MANZANO

Comienza el verano con “Ávidas pretensiones” de FERNANDO ARAMBURU

Con la llegada del verano muchos estarán preparando sus vacaciones y seleccionando lecturas que les acompañarán en los viajeso en el tiempo de ocio casero. Es el momento de destacar algunas novedades por si quieren aventurarse con lo último publicado en las librerías y bibliotecas, aunque siempre es buen momento para releer a los clásicos, que casi todos dicen haber leído, pero que muchas veces conocemos más por las constantes referencias culturales. Anímense a buscar en sus estanterías algunas de estas obras literarias que forman parte del canon occidental. Su cultura agradecerá el esfuerzo y sus neuronas también ahora que no les obligan a leerlos en el colegio, simplemente déjense llevar. Para no agobiar les dejo cinco títulos, pero prometo continuar:

- La Odisea de Homero
- El Banquete de Platón
- La Divina Comedia de Dante
- El Libro del Buen Amor de Juan Ruiz, Arcipreste de Hita
- La Celestina de Fernando de Rojas, placer que todos los talaveranos deberían conocer.

Ya que hablamos de cultura, la erudición en su grado sumo hace pedantes a algunas personas que consideran su obra como la cumbre de la literatura mundial. Todos conocemos a este tipo de personajes y Fernando Aramburu en su última novela que lleva por título “Ávidas pretensiones” debe conocer a muchas más. El autor, que actualmente reside en Alemania, nació en San Sebastián en 1959 y es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza. Ha publicado más de una docena de obras que incluyen novelas, narrativa breve, un libro de viajes, poesías, textos sobre creación literaria y libros infantiles. Ha recibido el Premio Ramón Gómez de la Serna en 1996, el Premio Euskadi en 2000, el Premio Tusquets de Novela en 2012. Con “Los peces de la amargura” consiguió el Premio Mario Vargas Llosa NH, el Dulce Chacón y el de la Real Academia Española.

Si enumero todos los premios que ha recibido es porque ha tenido ocasión de conocer bien el mundo de los fastos literarios y los personajes pagados de sí mismos que abundan en ellos, oal menoseso parece. Su estilo directo, irónico y mordaz hacen de esta novela un apetitoso aperitivo de nuestras lecturas venideras. La trama transcurre en el pueblo de Morilla del Pinar donde se reúnen en un convento un grupo de personajes para celebrar unas Jornadas Poéticas que cada uno vive a su manera, convirtiendo este encuentro en un muestrario de las más extravagantes personalidades.

Pienso en varias personas de mi entorno que lo van a disfrutar. Espero su opinión y mientras, les dejo un fragmento donde se valora el placer de leer cuando perdemos uno de los sentidos.

”Si no me suicidé fue por pereza. Me daba lo mismo estar vivo que muerto. La imposibilidad de leer, eso me hundió, José Manuel. A tientas buscaba libros en mi biblioteca, trataba de adivinar por el tacto las obras cogidas al azar, acariciaba las páginas con la absurda esperanza de reconocer palabras con las yemas de los dedos. Pero morir, ¿de qué me servía? Tampoco los muertos leen”….

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios