¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / La Claqueta

Sonrisas y Lágrimas

25/09/2013 | por BORJA MUREL

A comienzos de 1981, cuando apenas contaba con tres años, hicieron una reposición en Madrid de “Sonrisas y Lágrimas” (“The Sound Of Music”) de Robert Wise, y mi madre decidió que era el momento de llevar a su hijo por primera vez al cine. Mi primer contacto con aquella pantalla enorme, con aquellos personajes que en mitad del argumento comenzaban a cantar fue totalmente fascinante y me marcaría para el resto de la vida.


“Sonrisas y Lágrimas” se estrenó en 1965 y fue un apabullante éxito de taquilla. La película estaba inspirada en una historia real, la de la familia Von Trapp. Una familia que vivía en Salzburgo en los años 20, encabezada por un Capitán y sus 9 hijos huérfanos, cuya nueva institutriz (una aspirante a monja, que no acaba de casarse con los hábitos) terminaría conquistando al Capitán y trasformando a la familia en músicos profesionales. Con el estallido de la segunda guerra mundial lograrían huir de Austria gracias a su condición de músicos.


Esta historia se haría famosa mundialmente, al finalizar la guerra, a través de las memorias de María Von Trapp publicadas en 1949 en el libro “La Historia de los Cantantes de la Familia Trapp”. Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II decidieron convertir la historia en un gran musical de Broadway, componiendo algunas de las canciones más imperecederas de la historia del cine. En 1965, 20th Century Fox se atrevió a llevar el musical a la gran pantalla. Robert Wise sería el director elegido para el proyecto, que ya contaba con experiencia en el terreno del cine musical con el éxito “West Side Story”.


Inicialmente hubo bastantes opciones para el papel protagonista de la película, pero Robert Wise se empeñó en que fuese Julie Andrews (que el año anterior había saltado a la fama con “Mary Popins”) la que encarnase a María Von Trapp. Su voz y su carisma hicieron el resto. Para su compañero masculino optaron por Christopher Plummer que venía de interpretar a Cómodo en otro gran éxito el año anterior “La Caida del Imperio Romano” de Anthony Mann. “Sonrisas y Lágrimas” arrasó en los premios Oscar de 1965, ganando cinco de las diez estatuillas a las que estaba nominada.


Como todas las producciones de la época, el título de la película (originalmente “The Sound Of Music”) se tradujo al español de manera totalmente arbitraria. Todas las canciones fueron dobladas al castellano por grandes cantantes españoles de doblaje de la época, como Teresa María que había doblado las canciones de Julie Andrews en “Mary Poppins” y cantaría en clásicos como “My Fair Lady” o “Chity Chity Bang Bang”. A pesar de la gran calidad de los doblajes, siempre he recomendado escuchar las canciones en su versión original en inglés y en la fantástica voz de Julie Andrews. Una curiosidad anecdótica es que la autentica María Von Trapp aparece, junto a dos hijas, haciendo un cameo en el filme bajo el arco de Salzsburgo, justo en el primer viaje que hace María desde la abadía a la mansión Von Trapp. Durante el rodaje de esa escena Julie Andrews tropezó y Robert Wise decidió dar la toma por buena, ya que pensaba que el tropiezo daba carácter al personaje.


Después de toda esta serie de apuntes anecdóticos, comentar que la película me parece fascinante. Toda la primera parte, entrañable y edulcorada, se va oscureciendo tras la adhesión de Austria al Tercer Reich Nazi, sin duda la parte más lograda del filme. Su duración de casi tres horas pasa totalmente desapercibida, hasta el punto de que uno se queda con ganas de saber qué pasa después de ver los créditos finales. Las canciones de la película se han convertido con el paso de los años en auténticos himnos imperecederos. El argumento del filme ha sido copiado hasta la saciedad en innumerables producciones posteriores e incluso ridiculizado en infumables series como “Ana y Los Siete” aquí en España. Y no puedo reprimirme en afirmar que, aunque muchos consideren “Sonrisas y Lágrimas” una película un poco ñoña y un productor “Made in Hollywood” para toda la familia, éste es para mí el musical más perfecto de la historia del cine.

Añade tu comentario

ÚNETE

1 comentario

  • mdf

    28/10/2013 08:54

    Es mi película favorita, la he visto mil veces y no sabía estas anécdotas. Cuando leí el post por la noche me la puse otra vez para ver a la verdadera María y el tropezón de la protagonista....jijij. Gracias Borja por mostrarnos más que un argumento o una crítica!!

    Me gusta 0

    No me gusta 0