¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / La Claqueta

Rouge One

19/12/2016 | por Borja Murel

Nos ponemos en antecedentes. Rouge One es el primero de los tres “spin-off” que Lucas Film ha prometido entre cada una de las nuevas entregas oficiales de “Star Wars”, tratando de ampliar el universo de la saga galáctica con películas independientes y autoconclusivas. Gareth Edwards dirige la historia de cómo un grupo de soldados rebeldes roban los planos de la Estrella de la Muerte para entregarselos a la Alianza Rebelde que lucha contra el malvado Imperio. El argumento se sitúa tangencialmente entre los Episodios III y IV, sirviendo de nexo perfecto. Una vez situados, comienzo mi análisis desde la mayor de las subjetividades.

Rouge One es una película que deja sensaciones muy encontradas tras su visionado. Vamos de menos a más. La historia no aporta prácticamente nada nuevo al universo Star Wars, la música de Michael Giacchino me ha decepcionado por momentos (si bien las partituras más bélicas evocan perfectamente a John Williams, las más dramáticas resultan insípidas), Felicity Jones está en las antípodas del carisma que desborda Daisy Ridley en el Episodio VII y no tiene a penas registros interpretativos (la misma expresión facial toda la película), el guión tiene un pequeño bache central que me hizo llegar a bostezar en dos ocasiones, y por momentos tuve la sensación de estar viendo un subproducto de muy lujosa producción pese a que los escenarios son fantásticos...

Ahora vamos a por lo bueno.... hay situaciones, personajes, ambientes y hasta planos de cámara muy familiares que casan a la perfección con el Episodio IV y que son una delicia reencontrarlos, vivimos una batalla final soberbia a la altura de los mejores episodios, visualmente (planetas, razas, robots) es deslumbrante, el humor está perfectamente dosificado sin llegar a saturar, Darth Vader nos ofrece alguno de los momentos más inolvidables y potentes de la saga (algo que todos esperamos ver en el Episodio III y no tuvimos), y, la gran sorpresa, reaparecen dos personajes recreados digitalmente que para mí son lo mejor de todo el metraje.

La película no hacía falta, pero tiene las suficientes virtudes como para puntuarla alto por lo que he sentido en determinados momentos... y gracias a esas pequeñas virtudes, de repente, un producto que parecía prescindible se vuelve imprescindible...

Cuando salgan los títulos de crédito estarás deseando revisar el Episodio IV porque, lo que nadie puede negar es que, Rouge One tiene un final PERFECTO!!!



SPOILER FINAL (Si no has visto la película no sigas leyendo):
Enamorado de que hayan revivido a Peter Cushing, recuperado a una rejuvenecida Carrie Fisher, hayamos visto batallas bélicas impresionantes, y de la que quizás sea la última aparición de Darth Vader en pantalla, sable en mano, cometiendo una masacre... Love is in the Air.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios