¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / La Claqueta

El Lobo de Wall Street

30/01/2014 | por BORJA MUREL

“El Lobo de Wall Street” es seguramente la película más gamberra de Scorsese (con permiso de “Jo, que noche”). Aunque sigue las constantes de algunos de los mejores trabajos del director como “Uno de los Nuestros” o “Casino”, aquí el humor ácido y las interpretaciones histriónicas constituyen un instrumento de puro entretenimiento, con cierto aire misógino (no se pueden obviar los constantes desnudos femeninos para disfrute del público masculino) y unos gags que funcionan a la perfección.

Tengo que reconocer que para mí la película, pese a haber sido un gran divertimento, tiene dos grandes handicaps. El primero es la extensa duración del metraje. La historia se podía haber contado en dos horas perfectamente. La segunda pega, relacionada con la primera, es la redundancia argumental.

Determinadas situaciones se repiten en demasiadas ocasiones. Llega un momento, pasadas las dos primeras horas, que tanta cocaína, tanto sexo y tanta fiesta ya no dan para más y dejan de sorprender; y aunque Scorsese intente aumentar las dosis de acción (aventuras en barco con tormenta incluida), humor (la historia del coche y las pastillas pasadas de fecha) o de sexo (la abertura de piernas de la mujer de Di Caprio ante su marido), llega un momento en el que tienes ganas de que concluya la aventura para bien o para mal.

Se agradece la libertad, el atrevimiento y la acidez con la que Scorsese cuenta la historia, así como el genial trabajo de fotografía y montaje totalmente actual al más puro estilo Baz Luhrmann; pero el filme no deja de parecerme un ejercicio a medio camino entre obras tan socarronas como “American Psycho” (donde se hace también una feroz crítica a la juventud yupi de los 80) y “American Pie” (los enanos, las protitutas, etc).

Di Caprio está soberbio. Sobreactuado al más puro estilo Jack Nicholson, pero soberbio. Habitual en las filas de Scorsese desde “Gangs Of New York” en 2002, es un actor multiregistro que ha logrado deshacerse de su aura de “cara guapa adolescente de Hollywood” para convertirse en uno de los mejores actores del cine actual. Corre el riesgo de acabar convirtiéndose en una caricatura de sí mismo, como les ha pasado a muchos de los grandes (Robert De Niro, Al Pacino o Jack Nicholson), pero es que su personalidad en pantalla tiende a los excesos al igual que éstos. Los secundarios están todos divertidísimos, desde Jonah Hill hasta Matthew McConaughey, irreconocible por su extrema delgadez.

Scorsese me gusta desde bien pequeño, y mucho, no tanto como mis Dioses (Polanski, Kubrick, Bergman o Lynch); pero es el que mejor ha aguantado el tipo - artísticamente hablando - de la generación de directores con la que creció (Spielberg, Coppola, George Lucas, Brian de Palma).

Sus coetáneos han ido dando bandazos artísticos, ofreciendo obras maestras junto a otras menores, mientras que Scorsese ha mantenido un constante nivel de calidad en cada uno de sus trabajos en los últimos años. Te podrán gustar más o menos sus películas, pero sabes que van a pasar el control mínimo de calidad con nota alta.

Y aunque personalmente prefiero trabajos como “Shutter Island”, tengo que reconocer que “El Lobo de Wall Street” es una comedia desternillante brillantemente filmada y que dará mucho que hablar.



Añade tu comentario

ÚNETE

1 comentario

  • HDD

    2/02/2014 23:39

    Di Caprio espectacular! La peli demasiado de lo mismo....

    Me gusta 0

    No me gusta 0