¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Garabatos

Vuelta a la rutina

27/09/2016 | por Victoria Ramírez

Septiembre siempre es un mes laaaaargo. La vuelta a la rutina no es fácil ni para los mayores y mucho menos para los peques. Después de un gran verano en el que perdemos algunos de los hábitos, horarios, rutinas que teníamos instauradas durante el año, con la “vuelta al cole” vuelve la necesidad de reorganizar todo lo anterior.

Por ello, hoy os traigo 5 IDEAS SENCILLAS PARA VOLVER A LA RUTINA:

• HORARIOS Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE. Quizás uno de los aspectos que peor llevamos de la vuelta al trabajo, cole, etc es adaptarnos de nuevo a los horarios que teníamos antes de las vacaciones. Esto aún se complica más cuando queremos acostar a los peques siendo todavía de día. Por eso, es fundamental que desde la vuelta de las vacaciones intentemos acortar la siesta, adelantar las horas de las comidas y de ese modo, poder cenar con tranquilidad e irnos a la cama con tiempo para que nos aseguremos un mínimo de 8 o 9 horas de descanso. Además, con la vuelta, se puede aprovechar para poner en orden o reajustar algunos horarios que antes de las vacaciones no hubiéramos conseguido y también volver a una alimentación más saludable, porque en verano, grandes y pequeños, descuidamos algunos de nuestros buenos hábitos, picoteamos más, comemos más “chuches, helados, etc” y por ello, es necesario volver a conseguir un equilibrio también en este aspecto.

• RESPONSABILIDADES. Durante las vacaciones, en general nuestra vida es algo más caótica o relajada, y desde los más pequeños de la casa a nosotros mismos, dejamos un poco de lado algunas responsabilidades, o dicho de otro modo, hacemos nuestras tareas cuando tenemos tiempo, nos apetece, o en el tiempo que no nos encontramos de viaje, etc, sin embargo, septiembre es un buen momento para recordarnos a nosotros mismos y para recordar a nuestros peques, que en casa todos colaboramos y que con la ayuda de cada uno, todo se lleva mucho mejor. Personalmente, no soy partidaria de obligar a los más peques a limpiar o recoger en exceso, pero sí de crear unos hábitos o mejor aún, conseguir estas responsabilidades gracias a la imitación. Cuando limpiar, guardar juguetes, etc se convierte en un juego todo es mucho más divertido y fácil. Por tanto… no es necesario imponer tareas a nuestros hijos… sino más bien “hacer” para que ellos “hagan”.

• PROGRESIÓN. Un aspecto que creo que es fundamental a la hora de volver a la rutina es que el cambio sea algo progresivo. Aunque adaptarnos siempre cuesta, esta tarea se vuelve más sencilla cuando vamos poco a poco. Una buena idea sería que nuestros peques pudieran seguir disfrutando del máximo tiempo libre posible, con juegos en la calle, en el parque… de manera que la adaptación no sea tan brusca, siempre dentro de las posibilidades de cada familia. Proponer actividades dentro de casa divertidas, también puede ayudar a los chicos/as a sustituir algunas de las actividades que hacían fuera de casa, pero sin perder el entusiasmo.

• TIEMPO CON NUESTROS HIJOS. Con la vuelta, aparece de nuevo el estrés, las prisas, la necesidad de empezar a funcionar a tope y a veces volvemos a caer en el error de descuidar el tiempo que dedicamos a nuestros pequeños. Éste debería ser uno de nuestros propósitos principales, ya que nos permitirá empezar el nuevo curso con una buena conexión y mejorando nuestro vínculo con los hijos. La lectura siempre es una opción genial para dedicar un tiempo relajado a nuestros hijos, un tiempo para entrar en su mundo e incluso descubrir aventuras y mundos nuevos junto a ellos. Antes de ir a dormir, es una actividad muy recomendable ya que no solo les ayuda a conciliar el sueño, sino también a sentirse acompañados, sentir que tienen tiempo para compartir con nosotros, para hacernos algunas de sus mejores preguntas, para contarnos cómo ha ido el día, etc

• REORGANIZACIÓN. La vuelta no tiene porqué convertirse en algo aburrido. Cuando hablamos de rutinas, a veces lo confundimos con monotonía, aburrimiento, etc pero también podemos verlo como una oportunidad de reorganizar, de encontrar un poco de orden y equilibrio y esto… incluso puede convertirse en una actividad divertida para toda la familia. Buscar hueco para las nuevas adquisiciones, cambiar porqué no, el aspecto de algunas de nuestras habitaciones, encontrar elementos decorativos que nos gusten y nos ayuden a darle un toque divertido al día a día…

En definitiva, nadie dijo que fuera fácil la vuelta al cole/trabajo, pero tampoco se dijo que tuviera porqué ser aburrida, así que si os apetece, podeis poner en marcha estas cinco ideas e intentar hacer de septiembre un mes genial. Todo depende del cristal con el que se mire ¿no?

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios