¿dónde estoy?

Inicio / Zona Blog / Garabatos

¿Cuál es el mejor colegio para mis hijos?

31/01/2017 | por Gema López

Cuando la gente habla del colegio X como mejor colegio, ¿En qué se basa?, ¿Cuáles son los criterios para determinar su excelencia o calidad? Dicho colegio, ¿será el mejor para mi hij@, sus o mis necesidades?. Normalmente el criterio por el que se guían las estadísticas para catalogar un colegio como bueno o no tan bueno es por el resultado académico de sus alumnos en las pruebas de conocimiento o como actualmente se dice “reválidas”. Es posible que dicho colegio aleccione a sus alumnos para el estudio o memorización pero su metodología no dé cabida a la creatividad y el pensamiento libre o crítico, o si. Quién sabe si tal vez su excelencia se deba al buen hacer de forma íntegra. Pero el que un colegio tenga unos resultados excelentes no quiere decir que sea el mejor colegio para una persona en concreto, para su hijo o para las necesidades globales de una familia en particular. Pues en muchas ocasiones la elección de un colegio supone valorar diferentes puntos.

Aún recuerdo lo agotador que nos resultó a mi marido y a mí hacer la elección del colegio de nuestra hija mayor y que actualmente tiene 5 años. El esfuerzo fue importante pero compensó.

En primer lugar teníamos claro que el asistir a las jornadas de puertas abiertas que organizan los colegios por estas fechas era clave para conocer más a fondo aquello que nos pudiera interesar, así que confirmamos la asistencia a cuatro colegios que barajábamos a priori.

Hicimos un listado de puntos a tener en cuenta. Dicho listado lo elaboramos conforme a nuestras prioridades. Os paso dicho listado organizado de mayor importancia a menor (para nosotros), por si a vosotros os pudiera ayudar.

1. El proyecto educativo. El proyecto educativo es la carta de presentación en lo que a temas educativos se refiere, además va el ideario del colegio y su forma de trabajar. Hay colegios que tienen un proyecto educativo más elaborado que otros, esto nos da pistas de si han copiado un informe tipo o se han molestado en plasmar cuáles son sus pretensiones y la importancia que da al aprendizaje. Nos hablará sobre sus objetivos, método de enseñanza y otros valores que intentan transmitir a sus alumnos (a esto lo llamamos curriculum oculto).

2. Número de alumnos por clase. El ministerio de educación determina que el número máximo de alumnos por aula ha de ser de 25 con la posibilidad de ampliar sus plazas a 3 más para los alumnos con necesidades educativas. Cuanto menos masificado esté un aula más favorecerá el aprendizaje de sus alumnos, pues el o la docente podrá adaptar mejor el curriculum a cada uno de los alumnos.

3. Distancia colegio-casa. Si el colegio que nos gusta está lejos preguntaremos si dispone de autobús de ruta y si no lo tiene contemplaremos nuestra disponibilidad para llevarles y recogerles diariamente y la disponibilidad de familiares o vecinos que puedan trasladarse en el supuesto que no podamos nosotros. Por otro lado y casi lo más importante, cuando un colegio está próximo a nuestra casa favorece que el entorno sea común. Si la distancia es poca, lo más probable es que si nuestr@ hij@ baja a jugar al parque o a la urbanización comparta su ocio con otr@s compañer@s de su mismo colegio. A diferencia de distancias muy largas o en otras poblaciones nos encontraremos con que les tengamos que trasladar de forma habitual fuera de horario lectivo a celebraciones de cumpleaños , para que juegue con sus compañer@s o para la realización de trabajos grupales de clase.

4. Idiomas. Hoy en día mucha gente da valor a los colegios bilingües y los idiomas que imparten aunque hay opiniones encontradas, ya que una corriente muy en alza apoyada por expertos en la materia desaconsejan el bilingüismo.

5. Día a día del centro. Es importante conocer su horario de entrada y salida, así como el horario de las actividades y asignaturas. También si dispone de enfermería, desfibrilador, de gabinete psicopedagógico, si es centro de referencia, si está dotado de atención a menores con dificultades o sobredotación, si el profesorado es muy cambiante o por contra la gran mayoría tiene plaza fija, si el AMPA es dinámico, si es muy cercano a la familia y les hace partícipe del proyecto educativo, si apoyan valores e ideologías acordes a los nuestros (laico, religioso, si impera la disciplina estricta , si valoran la individualidad del ser humano, con innovaciones educativas como el trabajo por proyectos , trabajo con libros, aprendizaje con tablets...), la importancia que da a las nuevas tecnologías, etc.

6. Servicio de comedor. Si el horario laboral no nos permite comer en casa tendremos que tener en cuenta este aspecto. Es importante conocer el menú diario, si es variado y saludable, coste del servicio, así como si el colegio dispone de cocina propia o tiene servicio de catering y si además apoya hábitos de higiene como el lavado de manos y de dientes.

7. Actividades extraescolares. Si vamos a hacer uso de actividades extraescolares tanto por necesidad de horario como por elección propia deberíamos conocer a priori la oferta que pone a nuestra disposición. Idiomas, actividades deportivas, actividades tecnológicas, de creatividad como pintura o teatro, música, danza. Actualmente hay muchos colegios que se esfuerzan por ofrecer actividades muy en auge como la robótica, laboratorio de experimentos e inventos, actividades de expresión corporal o de creaciones literarias.

8. Instalaciones. Los colegios públicos suelen tener instalaciones bastante modestas y con prácticamente lo necesario. Sin embargo otros colegios tienen unas instalaciones muy modernas, amplios polideportivos con pistas cerradas, rocódromos, piscinas, aulas inteligentes dotadas de pizarras digitales y aparatos de última tecnología, tienda propia que suministra su material, salones de actos que parecen teatros. Y yo me pregunto; ¿toda esta ostentación es necesaria para que nuestr@s hij@s reciban una educación de calidad?.

Añade tu comentario

ÚNETE

No hay comentarios