¿dónde estoy?

Inicio / Reportajes / Made in Talavera

Made inTalavera: Fitur 2018

por Christian Vázquez

Christian Vázquez nos hace un pequeño recorrido por la Feria Internacional de Turismo FITUR 2018...

Añade tu comentario

ÚNETE

1 comentario

  • Silviatal

    22/01/2018 10:38

    Se ha celebrado Fitur durante estos pasados días, y los talaveranos no salimos de nuestro asombro viendo que nuestra decrépita ciudad ha puesto un stand en la citada feria con el lema de la cerámica como eje publicitario. Basta ya de tomarnos el pelo todos los políticos talaveranos con la coartada de la cerámica, la del AVE, la de las falsas expectativas de empresas que nunca vienen a invertir, etc. y todo ello para seguir camuflando la inoperancia, la ineptitud, la insolencia y justificando unos inmerecidos sueldazos públicos mientra Talavera prosigue cuesta abajo con su agonía y su imparable decadencia. ¿A quién le interesa la cerámica si los cuatro comercios que quedan en Talavera son reliquias polvorientas que no venden nada?. La cerámica se puede considerar una seña de identidad relevante, eminentemente del pasado, pero resulta patético usarla como coartada de una promoción turística. ¿Qué centro urbano o histórico van a ver los presuntos turistas que vengan a Talavera? ¿El de una sucesión masiva de pisos abandonados, tráfico anárquico, zonas enteras de tiendas cerradas, calles sucias, muertas y desoladas?. ¿De verdad alguien cree que Talavera tiene potencial turístico tras el catastrófico y depredador urbanismo y la fealdad arquitectónica que lleva arrasándola desde hace cincuenta años?. Talavera está hecha una cochambre, la fealdad de nuestra caótica ciudad se multiplica por doquier con la decadencia y la ruina en la que está sumida. Talavera debe afrontar su cruda realidad presente y forjarse un futuro, no nos humillen más con falsas promesas y cortinas de humo como la de la cerámica, verdaderamente patética teniendo en cuenta el decrépito estado de la ciudad, donde reina la ley de la selva en cuanto al tráfico, al vandalismo y a una mugre que se extiende como una metástasis por todos los rincones de Talavera. Mientras las empresas continúan cerrando o marchándose, nadie osa inviertir ni sabe que existe Talavera. Y por otro lado el drama demográfico, que pone de relieve el hundimiento que sufre la ciudad en todos los niveles, con gran parte de gente en edad de trabajar, de formar una familia, de forjarse un futuro, que huye de Talavera en busca de ilusiones y metas que la presunta "ciudad de la cerámica" le niega constantemente.

    Me gusta 1

    No me gusta 0